Mujer feliz y positiva mirando al horizonte

Hoy te ofrecemos los 11 beneficios más destacables sobre el hecho de entrenar en la comodidad de tu casa.

Algunos de ellos puede que te resulten obvios y otros serán una agradable sorpresa.

¡Vamos a por ellos!


Chicas vestidas con el mismo modelo de ropa deportiva en diferentes colores

1

Entrena con la ropa que más te apetezca y cómoda te resulte. Total, si estás en casa tú decides qué ponerte ya que sólo serás tú la que disfrute del modelito elegido.

Chica feliz saltando y haciendo deporte

2

Pon la música que más te guste sin necesidad de llevar los auriculares puestos. ¿Cansada de tener que escuchar música que no te gusta o simplemente te molesta entrenar con los auriculares? Eso se acabó, pon la música que más te apetezca con la tranquilidad de moverte libremente cuando entrenas.

Mujer con gafas de sol

3

Se elimina el desplazamiento hasta tu gimnasio. ¡Ya has llegado! Y te ahorras también el coste del desplazamiento, ya sea autobús, metro, tren o el combustible de tu vehículo. Si lo que más cuesta es comenzar, sólo el hecho de tener que desplazarse únicamente para entrenar te dificultará que consigas la constancia deseada de entrenamiento. Si entrenas en casa, este factor tan decisivo se elimina de la ecuación.

Mujer duchandose en la comodidad de su cuarto de baño

4

Al terminar la sesión de entrenamiento sólo tienes que ducharte en la comodidad de tu cuarto de baño, sin compartirlo con nadie más. No hay nada como una ducha tranquila en la comodidad de tu cuarto de baño tras una buena sesión de entrenamiento. ¿Llevarte la ropa sucia en la bolsa hasta casa para ponerla para lavar?, ¿Lavar la bolsa también? No, gracias. Yo entreno en casa.

Chica hablando por teléfono

5

Puedes realizar la sesión a la misma hora que una amiga y comentar la experiencia tras realizar el entrenamiento. Comenta con ella el momento más intenso de tu sesión de entrenamiento para comprobar si coincidís así como el mejor ejercicio de la misma.

Chica feliz con mucha energia haciendo un gesto positivo, pulgar arriba

6

Ahorras tiempo y energía al entrenar en tu casa. A partes iguales, evitando desplazamientos y tomas de decisiones respecto al vestuario, a las esperas en máquinas, al transporte y todo lo que ello conlleva entrenar fuera de casa, todo eso te lo ahorras al estar en tu casa.

Mujer entrenando en casa,  practicando ejercicio de plancha abdominal frontal

7

 Posibilidad de preparar un ambiente agradable y totalmente a tu gusto para crear una zona de entrenamiento ideal para ti. El lugar de entrenamiento es muy importante a la hora de afrontar la sesión de entrenamiento. Pon un poco de verde dónde vayas a entrenar como plantas de hoja grande o incluso flores, tonos blancos y relajantes alrededor y que el material de entrenamiento le dé el toque de color a tu sesión. Y ya tienes tu lugar perfecto de entrenamiento, a tu gusto y motivador.

Mujer entrenando en su casa en la terraza haciendo ejercicio de remos con bandas elásticas

8

   El material necesario es mínimo para disfrutar de un entrenamiento completo. Olvídate de colas en máquinas y salas llenas de personas que no respetan la distancia de seguridad ni las medidas y condiciones de higiene. Bandas elásticas, pesas ligeras, una colchoneta y algún balón hinchable. ¡Listo!

Chica de color muy feliz por ahorrar dinero, hucha cerdito

9

 Sin cuota mensual. No tienes que pagar elevadas cuotas de gimnasios. A veces incluso ni siquiera llegas a ir. En tu casa no tienes una elevada cuota mensual para poder entrenar. ¡Entrenarás mucho más cómoda y tranquila y te saldrá gratis!

Chica de color muy feliz por ahorrar dinero, hucha cerdito

10

Olvídate de preparar la bolsa del gimnasio el día antes o el mismo día a toda prisa. Cuando entrenas en casa simplemente elige la ropa que más te guste antes de entrenar y al finalizar la pones a lavar. Más cómodo imposible.

Mujer delante de un armario intentando decidir que ropa ponerse

11

Sin sentirte observada. Este es uno de los puntos más importantes de todos los anteriormente mencionados. Sabemos que para ti es importante estar tranquila y a gusto a la hora de entrenar, sin ojos observando cada movimiento o modelito que lleves en la sala de fitness. Consigue evitar todo eso simplemente entrenando en casa y a tu aire. Lo agradecerás enormemente.


¿Todavía te estás pensando si comenzar a entrenar en tu casa?

¡Ánimo chicas!


Puedes escribirnos o comentarnos siempre que quieras si tuvieras alguna duda sobre este tema o cualquier otro.


¡No te vayas! Aún hay más….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *