Lo que la mayoría no sabe del entrenamiento en casa

Puede que algunos conceptos que te proponemos hoy en este artículo sobre lo que la mayoría no sabe del entrenamiento en casa ya los conozcas y esperamos que si ya los conoces los pongas en práctica para activarte físicamente en la comodidad de tu hogar y los conceptos que te resulten totalmente desconocidos los incluyas en tu rutina diaria o en tu rutina semanal de entrenamiento en casa.


mujer señalando con el dedo índice hacia un lado

1.     Te conocerás mejor a ti misma

Al eliminar el hecho de que debes desplazarte al gimnasio para realizar tu entrenamiento sabrás realmente si eres capaz de entrenar en casa o encuentras alguna distracción o excusa para no hacerlo. Comienza por trabajar tu salud y la estética le acompañará en adelante. Continúa entrenando los días en los que no te apetezca ya que tu estado mental también cambiará una vez que hayas entrenado. La actividad física tiene innumerables beneficios que es mejor que experimentes a que te lo contemos, para eso tienes que espabilarte y ponerte en marcha.


Chica con actitud positiva y los dedos pulgares hacia arriba

2.     Trabajarás tu fuerza de voluntad

Como hemos comentado en el punto anterior siempre encontrarás distracciones en tu casa pero tu compromiso debe estar presente cada día que te hayas propuesto entrenar. Algunos días ese compromiso será mayor y otros será menor pero en todos ellos deberías realizar tu sesión de entrenamiento por corta que sea. Si mantienes las primeras dos semanas una media de dos sesiones semanales cuando te encuentres en la tercera semana y lleves tres días sin entrenar tu cuerpo y tu cabeza te pedirán que te muevas un poco. Lo habrás conseguido, estás encaminada hacia tu nuevo hábito de entrenamiento semanal y sin darte cuenta. ¡Enhorabuena campeona!


3.     ¿Te consideras una mujer disciplinada?

Si la respuesta a esta pregunta es sí, ponte a prueba. Tres semanas a dos sesiones semanales de entrenamiento en casa. ¿Eres capaz de conseguirlo? Demuéstranoslo, mejor dicho, demuéstratelo. ¿Te ha resultado fácil o difícil? ¿O incluso imposible? No hay problema, vuelve a intentarlo en las siguientes tres semanas y no, no a partir del próximo lunes sino a partir de hoy. Establece una hora durante el día de hoy y ponte la ropa y calzado deportivo y demuéstrate que esta vez lo vas a conseguir si con anterioridad no lo hiciste, y si lo hiciste repite tu éxito para confirmar que eres una mujer disciplinada.


4.     El entrenamiento te motiva a cocinar mejor y cuidar tu alimentación

Motívate con lo que cocinarás después de entrenar para trabajar tus objetivos de entrenamiento y de alimentación en el mismo día.

Si eres una foodie o apasionada de la alimentación utilízalo para motivarte antes o durante tu sesión de entrenamiento sabiendo que tras finalizar te pondrás el delantal de cocinillas para preparar ese plato que has visto con una pinta increíble que además es saludable y parece delicioso. Éste será un punto a tu favor que te ayudará en los días que ponerse en marcha cueste más de la cuenta y si eres de las que le gusta y disfruta de comer mejor aún, motivación al 100%.


5.     Si comienzas con entrenamientos de corta duración aumentarás tu constancia

Todas hemos caído en la tentación de establecerte objetivos excesivamente elevados e irreales sobre nuestro plan de entrenamiento. Aconsejamos que comiences con sesiones de intensidad media-baja de unos veinte o veinticinco minutos de duración. Aunque pudieras entrenar más tiempo comienza de esta manera para que mantengas una constancia semana a semana. En el momento en el que las sesiones te sepan a poco ya puedes aumentarlas diez minutos más cada semana hasta llegar a sesiones de entrenamiento de una hora de duración.


6.     ¿Objetivos a corto, medio o largo plazo? Ninguno de ellos o todos

Tómatelo como un cambio en tu día a día o hábito de querer cuidarte cada semana. Si únicamente te comprometes a ello por querer quitar esos kilos de más una vez lo hayas conseguido, ¿Qué? ¿Vas a dejar de entrenar ahora que has conseguido tu objetivo y has conseguido asimilar un hábito de entrenamiento semanal? Por favor no nos digas eso que nos ponemos a llorar. Proponte nuevos objetivos e intenta disfrutar de ese momento que ya te lo has hecho tuyo y sigue avanzando como has hecho hasta ahora, como una valiente, disciplinada y comprometida mujer.


¿Se te ocurren aún más motivos por los que entrenar en casa es algo que todo el mundo debería hacer?

Por favor, cuéntanoslos y los compartiremos con todas vosotras. Estaremos encantados de recibir vuestros comentarios y saber un poco más sobre vuestra historia personal así como todos vuestros retos que afrontáis cada día.

Demuéstrate que puedes.

¡Ánimo!


Puedes escribirnos o comentarnos siempre que quieras si tuvieras alguna duda sobre este tema o cualquier otro.


¡No te vayas! Aún hay más….

Semana 22 – Receta 3

Puré de patata, brócoli y huevo en su punto. Si lo necesitas puedes descargar aquí la semana, tanto los entrenamientos como las recetas. Descargar Semana 22   Ingredientes: 2 patatas grandes      ½ brócoli pequeño    1 huevo……

This content is part of the Recetas series.

Leer más … Semana 22 – Receta 3

Semana 22 – Receta 2

Magret de pato con verduras y mermelada de frutos rojos. Si lo necesitas puedes descargar aquí la semana, tanto los entrenamientos como las recetas. Descargar Semana 22   Ingredientes: 1 pechuga de magret de pato     3……

This content is part of the Recetas series.

Leer más … Semana 22 – Receta 2

Semana 22 – Receta 1

Tomate en rodajas con bonito y aceitunas negras Si lo necesitas puedes descargar aquí la semana, tanto los entrenamientos como las recetas. Descargar Semana 22   Ingredientes: 1 tomate grande    1 lomo de bonito en aceite……

This content is part of the Recetas series.

Leer más … Semana 22 – Receta 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *